Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

teteras i cuencos

teteras i cuencos
Cipriano Algor, Marta, Marcial y Encontrado, el perro
La Caverna de José Saramago.

(...) se deberían tener en consideración los factores psicológicos, todo el mundo sabe que el estado de espíritu del creador no es el mismo que el del destructor, de aquel que destruye, si yo pudiese comenzar por las figurillas, es decir, por la creación, y más en la excelente disposición de ánimo en que me encuentro...




Entonces Cipriano pronunció la palabra horno, la palabra alpendre, la palabra barro, la palabra moral, la palabra era, la palabra farol, la palabra tierra, la palabra leña, la palabra asa, la palabra cántaro, la palabra agua, la palabra alfarería, la palabra hierba, la palabra casa, la palabra fuego...



la palabra perro, la palabra mujer, la palabra hombre, la palabra, la palabra, y todas las cosas de este mundo, las nombradas y las no nombradas, las conocidas y las secretas, las visibles y las invisibles, como una bandada de aves que se cansase de volar y bajara de las nubes…

Entradas más recientes

érase que se era y ahora ya no es...

erase que se era...

les classes

un hombre bueno

els tallers de família